Wedding video in Cap Rocat / Mallorca

Amanda & Damien

LA HISTORIA

Con Amanda y Damien fue amor a “primer skype”. Desde el primer momento que nos contactaron para que hiciéramos el wedding film de su boda en Cap Rocat supimos que sería el comienzo de una bonita amistad, y no nos equivocamos. Amanda, americana, y Damien, inglés, vinieron desde Chicago, USA, para celebrar una boda de 3 días en Mallorca. Los dos son unos enamorados de la isla, de sus tradiciones, de la arquitectura de sus posesiones y fincas, de la belleza de sus pueblos, del encanto de su sierra de Tramuntana, del mar y de sus playas… y nos contaron que querían mostrar todo esto a sus amigos, que vendrían de distintas partes del mundo,  y que todas experiencias fueran capturadas en el video. A nosotros nos emocionó la idea y enseguida diseñamos un proyecto de film donde les acompañaríamos en este alucinante viaje de tres días con nuestras cámaras todo el día encima.

La boda empezó dos días antes de la ceremonia simbólica en Cap Rocat, con una cena de bienvenida en una preciosa casa mallorquina situada en lo alto de una colina de Valldemossa, Predio Son Verí, con unas vistas impresionantes de la ciudad de Palma. Una mesa infinita esperaba a los invitados para degustar bajo la luz del atardecer una deliciosa paella cocinada delante de ellos, para luego trasladarse al precioso patio de piedra, donde disfrutaron de un concierto rumbero del grupo Rumba Katxai. Os diremos una cosa de este día: PELOS DE PUNTA. Los que como nosotros amáis las bodas sabéis que todos y cada uno de los momentos son especiales pero, sin duda, este momento es MÁGICO. Lo que nuestra cámara captura en ese momento no es luz, color, sonido… sino emociones. Literalmente puedes sentir a través de tus ojos el volcán de sentimientos que está experimentando en ese momento tu pareja, que lleva meses soñando con que llegaría este momento y se está haciendo realidad. No son sólo los primeros abrazos, los primeros besos, las primeras palabras, el primer brindis… sino algo que dura horas.. y estar allí y contar con ese material para el film es algo que hace que sea único.

El segundo día nos fuimos a Sóller, cogimos el tan famoso tranvía hasta el Port De Sóller para pasar el día navegando en una golondrina. Más de tres horas contemplando la preciosa naturaleza de la Tramuntana desde el mar y bañándose en las aguas cristalinas de la playas salvajes que encontrábamos durante la marcha.  Amanda nos confesó al día siguiente que había sido el día preferido de su vida y que daba gracias de haber decidido que estuviéramos allí para que este recuerdo quedara grabado en video. Aún, meses más tarde, nos lo sigue diciendo.

Y, de la manera más natural, llegó el día de la boda. Sin duda la ceremonia en Cap Rocat se caracterizó por la elegancia y el glamour, no sólo por el lujo que de por sí tiene esta antigua fortaleza militar, sino por la elección de cada detalle: el traje de Damien, al más puro estilo James Bond o el impresionante vestido de Amanda, femenino, sexy, deslumbrante; el cocktail de bienvenida de champagne y la sobria y emocionante ceremonia con música de un violoncello y las dulces palabras de la ceremoniante Glynis German. Nuestro highlight de la boda fue cuando tuvimos la oportunidad de bajar con Amanda y Damien hasta el mar, con la perfecta luz del atardecer, para capturar su pequeño y apasionado momento a solas.

Toda esta boda fue orquestada por la impresionante Tor Cooper-Evans y donde pudimos contar con la inmejorable compañía de los fotógrafos Adam Alex y Yiannis Alefantou de los que, al igual que con Amanda y Damien, ha surgido una verdadera amistad. No lo podemos decir más alto pero sí más veces, amamos nuestro trabajo.

Finca: Cap Rocat
Wedding planner: Tor Cooper Evans
Vestido: Proveedor
Fotografo: Adam Alex